Inglaterra: Escapadas desde Londres para 1 o 2 días

En Marzo de 2018 estuve casi un mes en Londres haciendo un curso de inglés (podés leer la experiencia en este post) y aproveché la base en la capital inglesa para hacer varios viajes de 1 o 2 días. Además de ofrecer infinidad de cosas para hacer, Londres es también un punto perfecto en el mapa si tu idea es conocer otros lugares de Inglaterra: Las distancias, en líneas generales, no son tan largas y el sistema de trenes funciona a la perfección; esa combinación mágica hace que podamos amanecer en Londres y dos horas más tarde encontrarnos en la otra punta del país caminando, por ejemplo, entre los campos de la campiña inglesa.

Si estás pensando en visitar Londres próximamente, no dejes de reservarte unos días para salir más allá de las fronteras de la capital y probar qué más tiene Inglaterra para ofrecer. Y si vas a estar haciendo base en Londres, ya sea por estudio o trabajo, te vas a dar cuenta que las posibilidades durante los fines de semana son un montón!

Escapadas de 1 día

Oxford (83 km)

Oxford no fue mi escapada favorita, tampoco fue la primera que hice. Decidí ponerla encabezando este post por el simple hecho de que, estando a menos de 100 km. de distancia, es una de las escapadas más típicas para hacer desde Londres, incluso para viajeros que van a pasar pocos días en la ciudad.De hecho, Oxford era una de las grandes cuentas pendientes que nos habían quedado de nuestro primer viaje en 2015. Porque en Oxford hay mucho para hacer, Oxford está cerca, a Oxford va todo el mundo aunque sólo pasen 4 días en Londres… así que yo también fui en busca de colleges y vida universitaria… y sin embargo, como a veces nos pasa hasta en los mejores lugares, “no me hallé” en la ciudad. Y me dio bronca que me pase eso, porque todo lo que veía a mi alrededor era objetivamente increíble. Por eso supongo que me cuesta tanto recomendar qué hacer en Oxford. Todavía estoy tratando de encontrar la razón, pero supongo que hay un montón de sensaciones subjetivas en su lugar.

En las calles de Oxford se respira la vida universitaria
El puente de los suspiros, uno de los puntos más fotografiados de Oxford
La cámara Radcliffe funciona hoy en día como biblioteca y es uno de los edificios emblemáticos de Oxford (y si, como en toda ciudad universitaria, no pueden faltar las bicicletas)

Vamos a aprovechar el ejemplo de Oxford, para explicarles un poco más cómo moverse por Reino Unido en bus y tren…

¿Cómo llegar?

  • En Bus: El viaje tarda entre 1:30 y 2 horas, dependiendo el horario en el que salgan y el tráfico. Las empresas que hacen este trayecto son Megabus, Oxford Tube y National Express. El viaje ida y vuelta cuesta entre 15 y 20 libras.
    ¿Qué empresa de Bus elegir? A la hora de moverse por Reino Unido, las dos empresas imbatibles son Megabus y National Express. ¿Qué tiene a favor y en contra cada una? Megabus es, sin dudas, la más económica: Además, tengan en cuenta que van cambiando la tarifa a medida que se acerca la fecha de viaje: Eso quiere decir que si compran los billetes con bastante anticipación, puede pagar mucho menos… tan poco como 1 libra por trayecto! Los de National Express también varían, pero la diferencia no es tan marcada como con Megabus. Por otra parte, National Express tiene una gran ventaja y es que permite sacar billetes con la “vuelta abierta”, eso quiere decir que podés tomar cualquier bus de regreso, sin dejar reservado de antemano un día y horario específico para volver.
  • En Tren: El viaje tarda 1 hora y los trenes salen desde las estaciones de Paddington y Marylebone. El viaje de ida con la vuelta abierta, cuesta 27 libras. Si lo compran con anticipación, pueden llegar a conseguir dos billetes singles, uno de ida y otro de vuelta, por 10 libras -sólo para determinados horarios-.
    ¿Dónde comprar los billetes de tren? Se puede hacer de forma presencial en la estación o por internet. Comprados con suficiente anticipación pueden llegar a salir mucho más baratos (excepto para algunos destinos que raramente bajan el precio) En mi caso, los trayectos más largos y costosos los dejé comprados con anticipación, y el resto, en las boleterías cuando llegaba a cada estación. A la hora de comprarlos por internet. yo siempre usé Virgin Trains: Es la única que no cobra comisión y jamás tuve un inconviente. The Train Line es otra de las empresas que vende billetes de tren y, aunque sí cobra comisión, tiene una app para smartphones con una interfaz buenísima y fácil de usar para chequear trayectos, horarios, precios, ver desde qué estación sale/llega y más… yo la usaba todo el tiempo! Por lo tanto: The Train Line para chequear qué tren quieren tomarse – y de ahí se van a la página de Virgin Trains o a la boletería para concretar la compra. Si compraron los billetes por internet, después sólo tienen que retirarlos con el número de referencia en las máquinas que hay en todas las estaciones (y van a necesitar además la tarjeta de crédito con la que hicieron la compra)
Merton College

¿Qué hacer?

Oxford es, por excelencia, una ciudad universitaria; tengan en cuenta que muchos sectores de los colleges son privados y para otros hay que pagar. Yo solamente pagué para entrar a Merton College (3 libras). Christ Church College es, por lejos, el más conocido y que sirvió como inspiración para las películas de Harry Potter; la entrada cuesta 8 libras, yo no pude ingresar porque ese día estaba cerrado al público. Buh. La entrada al Castillo de Oxford cuesta 11.50 libras, como no había leído tan buenas reviews y ya tenía planificado ir a otros castillos durante este viaje (Windsor y Edimburgo), preferí no entrar.

Windsor (33 km)

El punto más emblemático de Windsor es, sin dudas, su castillo. Se trata de una de las residencias reales más importantes de Gran Bretaña y, actualmente, es el castillo habitado más antiguo del mundo. En este viaje visité varios castillos y palacios, y sin dudas, Windsor fue el más imponente que vi y por lo tanto, mi favorito. Si sólo tienen oportunidad de entrar a un castillo, ya sea por tiempo o presupuesto, mi recomendación va 100% para Windsor.

¡Hola Windsor! Una de las primeras imágenes que tuve del castillo…

La entrada se puede comprar directamente en la boletería o con anticipación por internet. Si bien el precio es el mismo (21 libras), en temporada alta les puede ahorrar muchísimo tiempo: Uno de mis grandes errores fue llegar a Windsor sin la entrada comprada… el sábado de Semana Santa. La cola para la boletería era larguísima y estuve alrededor de una hora y media para lograr entrar.

El castillo está abierto todos los días de 9:30 a 16:15 (de noviembre a febrero) y de 9:30 a 17:15 (de marzo a octubre) Pero tengan en cuenta que, como también se usa para múltiples eventos de la familia real, algunos días del mes puede estar cerrado: Siempre chequeen eso previamente en la página oficial.

El recorrido por el castillo lleva alrededor de 2 horas. Al salir, pueden aprovechar para recorrer la ciudad de Windsor y, cruzando el Támesis, darse una vuelta por Eton, ciudad famosa por el Eton College, donde han estudiado príncipes y grandes personalidades británicas de todos los tiempos.

¿Cómo llegar?

  • En Tren: En la ciudad de Windsor hay dos estaciones de tren: Windsor and Eton Central y Windsor and Eton Riverside. Desde Paddington salen los trenes hacia W and E Central, tardan 30 minutos y hay que hacer un cambio de tren en la estación Slough. Desde la estación Waterloo salen hacia W and E Riverside, y si bien se trata de un tren directo, el tiempo de viaje total es mayor, casi 1 hora. El billete de ida con vuelta abierta cuesta 12 libras; este precio no cambia al reservarlo con anticipación, por lo que pueden comprarlo directamente ese día en Paddington o Waterloo.
Está prohibido tomar fotos en el interior del castillo
Cruzando el puente que une Windsor y Eton

Bath (155 km)

La ciudad de Bath fue fundada por lo romanos como un complejo termal, conocido bajo el nombre de Aquae Sulis; no es de extrañar entonces que la estrella indiscutible de esta ciudad sean sus baños romanos. De hecho, muchos tours desde Londres proponen visitar en un día Bath junto con otras ciudades (generalmente, Oxford y/o Stonehenge) Estos tours dedican apenas unas horas a la ciudad de Bath, tiempo que se destina casi exclusivamente a visitar sus famosos baños. Yo preferí destinarle un día entero a Bath y no me arrepentí. Es una ciudad terriblemente pintoresca y fotogénica, y no se parece en nada a otros lugares que visité en este viaje; además, por la tarde aproveché para alejarme un poco y descubrir el lado más tranquilo y campestre de Bath.

Una de las fotos más típicas de Bath: Sus baños romanos

Veamos entonces un poco qué hacer en Bath en 1 día…

  • Baños romanos: Están abiertos todos los días de 9 a 17. La entrada cuesta 16.50 libras (incluye audioguía). Se puede comprar por internet, indicando fecha y hora de ingreso, y cuesta lo mismo que en la boletería. Yo fui en temporada baja, así que la compré ese mismo día y no tuve que hacer cola, pero puede ser útil tenerlo en cuenta si viajás en temporada alta.
  • Puente Pulteney: Uno de los rincones más emblemáticos de Bath, inmortalizado en la película Los Miserables (es donde filmó la escena del suicido de Javert)
  • Royal Crescent y The Circus: Íconos de la arquitectura georgiana construidos durante el siglo XVIII, se trata de complejos residenciales sobre una curva elíptica y rodeando una plaza central.
  • Abadía de Bath: Imposible ignorarla, está justo al lado de los baños romanos.
Otra postal de Bath: El Puente Pulteney

Estos son los puntos más turísticos de Bath y que seguramente visites en tus primeras horas en la ciudad… Sin embargo, probablemente hagan que te preguntes: ¿Y la campiña inglesa dónde está? Porque si, Bath se encuentra en el límite sur de la zona de Inglaterra conocida como las Cotswolds y, aunque no es el típico pueblo de cuentos que uno imagina cuando piensa en la campiña, podemos tener un pequeño adelanto si nos alejamos un poco del centro de la ciudad…

  • Sydney Gardens: Al otro lado del río Avon, cruzando por el Pulteney Bridge que nombramos antes. Este parque fue el primero que visité de camino hacia el…
  • …Bath Skyline: Es una caminata de 9 km. que permite obtener vistas increíbles de la ciudad. Yo no la hice completa porque el día anterior había llovido mucho y algunas partes del camino estaban anegadas por el barro, pero llegué hasta el Sham Castle. Si bien hay puntos en la ruta donde pueden encontrar mapas en papel para agarrar, no siempre están bien visibles así que mejor chequear el mapa en la página oficial antes de ir.
El Lado B de Bath
Sham Castle
En varios puntos del Bath Skyline van a encontrar estos bancos con frases relacionadas a la ciudad. Esta fue una de mis preferidas.

¿Cómo llegar?

  • En Bus: Si bien tanto Megabus como National Express hacen este trayecto, si tu idea es viajar por el día desde Londres, los horarios más convenientes los tiene National Express y es la forma que usé yo para viajar. El viaje ida y vuelta me costó 16 libras, comprado con casi 3 semanas de anticipación, y el tiempo de viaje es de 3 horas.
  • En Tren: Aunque el tiempo de viaje es mucho menor (1 hora y media) y por supuesto que es más cómodo, los precios son bastante más altos y esa fue la razón por la que opté por el bus. Un viaje en tren de ida con vuelta abierta, cuesta alrededor de 60 libras y no varía tanto al comprarlo con mayor anticipación.

Cotswolds (180 km)

Las Cotswolds, ubicadas en el centro de Inglaterra, son una de las zonas de campiña más visitadas del país, con la ciudad de Bath en el límite sur y Stratford-upon-Avon en el límite norte. Y vamos a empezar hablando de ellas dejando en claro este concepto: La mejor forma de visitar las Cotswolds es alquilando un auto. ¿Por qué? El área está formada por muchos pueblos pequeños (algunos de tan sólo unas pocas manzanas) separados entre sí por “un par” kilometros, que en auto representarán unos 15/20 minutos manejando. El auto te da independencia para irlos visitando a tu antojo, parando en cuantos quieras y el tiempo que necesites, además de darte la posibilidad de hacer noche en alguno de estos puntos de ensueño para continuar al otro día. Por lo tanto, repito, si te animás a manejar es la mejor opción por lejos. Si van a optar por el auto, les recomiendo que se den vuelta por esta guía.

Para los que no sabemos manejar, o simplemente no se animan a lanzarse a la ruta manejando por la izquierda, al principio el panorama no parece muy alentador. Sólo algunos pueblos están conectados con Londres por tren, y una vez dentro de las Cotswolds, el transporte público entre los distintos puntos es muy poco práctico y no está pensando para el turismo (poquísimas frecuencias por día en horarios poco convenientes) Al mismo tiempo, no hay excursiones desde Londres que hagan únicamente las Cotswolds, sino que las recorren de pasada en el contexto de una visita a Oxford y Bath.

Aunque es muy raro que nieve en las Cotswolds en pleno marzo, a mi me tocó y me regaló una imagen para nada típica de la campiña inglesa (y por si se lo están preguntando, al igual que en todo Inglaterra, podemos encontrar cabinas telefónicas hasta en los lugares más impensados)

Después de mucho buscar, me topé con Go Cotswolds. Para mí, es la mejor opción si querés dedicarle un día completo a las Cotswolds y no disponés de auto. Los tours salen desde Moreton-in-Marsh por la mañana y terminan alrededor de las 17 horas. Al reservar, te dejan todo muy bien explicado en cuanto a qué tren tomar desde Londres para llegar al punto de encuentro (si te estás hospedando en Stratford-upon-Avon te pueden pasar a buscar por tu alojamiento directamente!) El viaje hasta Moreton-in-Marsh dura 2 horas y el pasaje ida y vuelta me costó 24 libras; los compré por Virgin Trains.

El recorrido de 1 día te lleva por muchos de los pueblos más lindos y característicos de la zona: Chipping Campden, Stow-on-the-Wold, Bibury, Bourton-on-the-Water, Broadway Tower… y uno más que es sorpresa! Los grupos son pequeños y con una dinámica que me gustó mucho: Tom, guía personal y dueño de este emprendimiento, te va llevando en su mini-van entre los distintos puntos, y si bien durante el viaje te da algunos consejos, al llegar cada uno dispone de su tiempo libre y lo recorre a su aire. Los tiempos que nos dejó en cada lugar me parecieron perfectos (alrededor de 1 hora en cada uno) El tour me costó 40 libras y lo reservé desde la página web (recuerden hacerlo con algunas semanas de anticipación, principalmente en verano y primavera!)

Por último, si no quieren alquilar un auto pero tampoco les convence la idea de un tour, otra opción es llegar a alguno de los pueblos de las Cotswolds y desde ahi alquilar una bici para recorrer. Les dejo este video con la experiencia de Alanxelmundo!

Bibury, uno de los pueblos más lindos de las Cotswolds: Esta imagen es tan característica que hasta aparece en los pasaportes ingleses!
El último pueblo que visitamos: Bourton on the Water

Stonehenge (142 km)

Stonehenge es uno de los monumentos megalíticos más visitados del mundo, ubicado a 15 km. al norte de la ciudad inglesa de Salisbury. Desde Londres hay cientos de tours que combinan esta visita con Bath y/o Windsor. Si vienen leyendo desde más arriba, yo preferí dedicarle un día completo a cada uno de estos lugares… y Stonehenge no fue la excepción. El tiempo que se le puede dedicar al complejo en sí depende mucho de cada persona: Podés recorrerlo rápidamente en una hora y sacar un par de fotos… o podés escucharte la audio-guía de punta a punta y quedarte varias horas como hipnotizado en ese lugar mágico; este fue mi caso y casi que me quedé la tarde entera dando vueltas y exprimiendo toda la información que hay sobre el lugar, que es mucha.

Gran parte de la visita gira en torno a las distintas teorías acerca de la función que cumplía Stonehenge

¿Cómo llegar desde Londres en transporte público?

Ahora sí, vamos al momento de la verdad. Si estás sin auto, llegar a Stonehenge desde Londres no es nada barato. Como les adelanté más arriba, la ciudad más cercana es Salisbury. El tren desde Londres a Salisbury tarda 1 hora y media y cuesta 40 libras ida y vuelta, no variando mucho el precio al comprarlo con anticipación. El trayecto también se puede hacer en bus con National Express pero tarda más (4 horas) y con un ahorro promedio de 20 libras respecto del tren.

Una vez en Salisbury, no hay transporte público que cubra los 15 km. que la separan de Stonehenge. Por lo tanto, lo más conveniente es comprar desde la página de Stonehenge Tour el ticket que incluye la entrada a Stonehenge + el bus que te lleva desde la estación de trenes de Salisbury hasta la entrada del complejo. Cuesta 30 libras y, como es válido para usar dentro de los 6 meses, podés dejarlo comprado con anticipación aunque todavía no sepas qué día exactamente vas a ir. Si tenés la posibilidad de llegar en auto, también te recomiendo que compres los tickets desde la página de Stonehenge Tour; comprar los tickets desde la página oficial no lo encontré tan conveniente ya que si o si te obliga a elegir un día y horario para ingresar, de la otra manera, tenés mucha más libertad a cambio de unas pocas libras de diferencia.

Los buses son muuuuy fáciles de identificar una vez que salgas de la estación de Salisbury, no tienen mucha frecuencia (menos aún en invierno) así que recuerden chequear antes en la página oficial los horarios. Si bien los tickets también los podés comprar al llegar a Salisbury (directamente al chofer del bus), sólo se puede pagar en efectivo y vi varias personas que tuvieron que salir corriendo a un ATM! Mejor comprarlo previamente por internet.

Yo no llegué a tiempo, pero el ticket también te permite visitar otro monumento cercano a Stonehenge: Old Sarum. Los buses paran en Old Sarum cuando están regresando desde Stonehenge hacia Salisbury. Como en invierno los horarios son más acotados, tendrían que ingresar bien temprano a Stonehenge para que les de tiempo a hacer después Old Sarum.

Una vez de vuelta en Salisbury, van a descubrir que es una ciudad muuuy pintoresca y vale la pena dedicarle un par de horas de caminata. Inclusive, mucha gente que llega hasta acá en auto la usa como punto para hacer noche. En Salisbury no pueden dejar de darse una vuelta por su catedral, la más alta de toda Inglaterra.

Una calle cualquiera de Salisbury
La Catedral está abierta de Lunes a Sábados de 9 a 17, y los domingos de 12 a 16. Para ingresar se sugiere una entrada voluntaria de 7 libras.

Escapadas de 2 días

York (338 km)

Ubicada en el norte de Inglaterra, York es una de las ciudades más visitadas del país y uno de mis destinos favoritos de este viaje. Fundada en el año 71 por los romanos e invadida más tarde por los vikingos, caminar por York es sumergirse en una máquina del tiempo hacia el pasado. A mi gusto, su encanto medieval sólo es comparable al de Edimburgo, cosa nada fácil. Si bien es técnicamente posible visitar la ciudad de York en una escapada de 1 día desde Londres (el viaje en tren dura sólo 2 horas), dedicarle 2 días permite absorber cada rincón de esta ciudad increíble y combinar el viaje con otro punto cercano, como el Howard Castle o el histórico pueblo de Knaresborough.

The Shambles es una de las calles más lindas de York y una de las más antiguas de Inglaterra

¿Cómo llegar?

  • Tren: Es la forma más rápida y cómoda; la clave es comprar los pasajes con anticipación. Yo los compré casi 3 meses antes del viaje y los pagué 26 libras ida y vuelta (comprados apenas unos días antes, podrían costar alrededor de 100!) El viaje dura 2 horas. Al igual que el resto de los pasajes, los compré desde la web de Virgin Trains.
  • Bus: El viaje es mucho más largo (alrededor de 6 horas) y los pasajes pueden costar lo mismo que un ticket de tren comprado con anticipación; si ya conocen las fechas de su viaje les recomiendo 100% el tren! Las empresas que hacen este trayecto son Megabus y National Express.

¿Qué hacer?

  • Muralla de York: York fue una ciudad fortificada y aún se conservan los muros que se levantaron allá por el año 1250 para protegerla. A ver, claro que están restaurados y hoy en día la ciudad traspasó ampliamente esos límites, pero aun así considero que es la mejor forma para empezar a caminarla. De hecho, si sólo pudiesen hacer una sóla cosa en York, les recomendaría esta. El trayecto total es de unos 5 km y se puede subir desde cualquiera de sus cuatro puertas principales. Algunos sectores no están restaurados por lo que van a tener que bajar, caminar un poco por la calle y volver a subir…
Muralla de York: No hace falta alejarse de la ciudad para tener imágenes como estas…
  • Calles de York: Las calles de York parecen salidas de un cuento y están llenas de detalles sorprendentes. La más famosa, sin dudas, es The Shambles y conforma la imagen típica que tenemos de York. Pero también hay muchas otras (Stonegate, Petergate…), así que la clave es caminar, y perderse, y seguir caminando. Creo que mi última tarde en York me dediqué sólo a volver a caminarlas una y otra vez.
Imposible no enamorarse de cada callecita de York
  • Catedral (York Minster) Es simplemente impresionante, no alcanzan las cámaras para abacarla en una única foto. Es la segunda catedral gótica más grande del norte de Europa (la primera es la de Colonia, Alemania) Se puede entrar a la Catedral y además, si estás en busca de buenas vistas, se puede subir a la Torre; el ticket combinado cuesta 15 libras. Está abierta de lunes a sábados de 9 a 16.30 y los domingos de 12.45 a 15.
La Catedral de York vista desde la calle Stonegate: El tamaño de la Catedral es impresionante y doy fe que esta foto no le hace honor!
  • Yorkshire Museum: Aunque no entren al museo, vale la pena acercarse para recorrer sus jardines (que incluyen las ruinas de la Abadía de St. Mary) Están abiertos todos los días de 7.30 a 18 y la entrada es gratuita.
  • Jorvik Viking Centre: Yo finalmente no terminé entrando, pero estaba en mis planes. Museo recomendado si les interesa sumergirse más en el pasado vikingo de York. La entrada cuesta 11 libras y está abierto todos los días de 10 a 16.
  • Clifford’s Tower: Otra opción para ver York desde las alturas, aunque ni cerca tan alto como la Catedral. La entrada cuesta 5 libras y está abierta todos los días de 10 a 16. Aunque decidan no subir, vale la pena incluirla en la caminata por la ciudad.
Las ruinas de la Abadía de St. Mary

Si vas a estar 2 días en York, podés escaparte a…

  • Howard Castle: Está situado a unos 40 km. de la ciudad de York y es una de las visitas más famosas para hacer. Para la fecha que yo viajaba estaba cerrado, así que fue mi gran pendiente y mi excusa para volver a York. Les dejo igual la página oficial del Castillo para que organicen su visita!
  • Knaresborough: A falta de Castillo, entonces, me tomé el tren hacia este pueblo de ensueño a menos de 30 km. de York. El viaje en tren tarda media hora y cuesta 7 libras ida y vuelta, se puede comprar ese mismo día directamente en la estación de York. No hay muchas frecuencias de tren, así que primero chequeen los horarios en la app de The Train Line.
Postal típica de Knaresborough

Alojamiento en York

Yo me hospedé en el Safestay Hostel York, es uno de los más económicos de la ciudad -sino el más- y es excelente, razones más que suficientes para recomendarlo acá. Está muy cerca de la estación y del casco histórico, tiene un barcito tranquilo para tomar algo cuando llegás a la noche, las camas en habitación compartida tienen cortina (pequeño gran lujo) y el desayuno, aunque se paga aparte -unas 4 libras-, vale 100% la pena. La cama en habitación compartida de 12 personas me salió 12 libras (estaba más económica reservándola por Agoda que por la misma página del hostel)

Liverpool (355 km)

“Nah, a Liverpool andá sólo si sos fanático de los Beatles, sino no vale la pena” Había escuchado tantas veces esa frase antes de viajar que casi que me convencieron. Si, estuve a punto de no ir a Liverpool. Por suerte decidí ir y formarme mi propia opinión; hoy digo que una de las mejores decisiones del viaje fue haberle dedicado el último fin de semana a Liverpool. Es más, hasta les diría que con 2 días me quedé muy corta! Fue la única ciudad-escapada que realmente me costó dejar, no quería volver a Londres y hasta barajé seriamente la posibilidad de perder el tren de vuelta y quedarme un día más…

Una de las primeras imágenes que tuve de Liverpool

¿Cómo llegar?

  • Tren: El viaje en tren es cómodo y rápido, tarda un poquito más de 2 horas. A diferencia de York, estos pasajes los compré apenas unos días antes de la fecha del viaje, asi que los pagué bastante caros… 65 libras ida y vuelta, pero pueden conseguir tarifas casi iguales al bus si los compran con bastante anticipación.
  • Bus: National Express y Megabus hacen el trayecto Londres – Liverpool en alrededor de 6 horas. Un viaje ida y vuelta cuesta alrededor de 20 libras.
El Puerto de Liverpool fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

¿Qué hacer?

  • Conociendo la ciudad y su historia “Free Walking Tour de SANDEMANs”: Fue uno de los mejores Walking Tours que tomé en este viaje y, como siempre, la mejor opción para hacer apenas llegamos a la ciudad. Salen todos los días a las 11 de la mañana desde el St. George’s Hall. Por la tarde y sólo los fines de semana, tienen también otro tour a pie que explora un poco más la historia de los Beatles.
  • Mathew Street: Si te gusta la música británica, te diría que esta calle es “LA” meca y podrías dedicarle días enteros sin cansarte. Bares, bares, montones de bares donde suena música en vivo prácticamente las 24 horas del día, donde a cada hora alguien toca “Don’t Look Back in Anger”, todos cantan la letra completa de “Twist and Shout” como si no hubiera un mañana, y nadie conoce la existencia de Maluma. Además, es el hogar del mítico “The Cavern Club”, donde tocaban los Beatles en sus inicios: Entren, explórenlo, hay que verlo y estar ahí, pero seguramente van a tener que hacer laaaargas colas para pedir una cerveza y sentarse es casi una misión imposible. Por esta razón, para quedarme escuchando música y tomando algo, mis favoritos fueron “The Cavern Pub” (en frente de su hermano mayor, más chico, menos gente e igual música en vivo) y “SGT Peppers”, justo al lado de The Cavern Club.
Mathew Street
  • Guerra de Catedrales: La Catedral de Liverpool y la Catedral Metropolitana de Liverpool, aunque sus nombres puedan parecer similares, son tan diferentes que hay que verlo para creerlo. Mientras que la primera es una típica catedral de estilo gótico, la segunda podemos decir que tiene un estilo un tanto más… moderno. Tan moderno, que a simple vista parece más una nave espacial que una catedral.
  • Puerto de Liverpool: Fue el puerto más importante de Inglaterra y una de las identidades de esta ciudad. Uno de sus puntos más destacados es el Royal Albert Dock, una de las porciones más pintorescas y caminables de la ciudad.
Albert Dock

Momento Beatle

  • Museo “The Beatles Story” Entrada obligada para fanáticos… y para no fanáticos también. Es un recorrido por la historia de los Beatles que rompe los esquemas de un museo tradicional. El recorrido se hace en, mínimo, 1 hora y media, y les apuesto que para el final más de uno sale lagrimeando. La entrada cuesta 17 libras. Como dato de color, se puede comprar también directamente a los de SANDEMANs cuando hacés el Walking Tour: La entrada te va a salir lo mismo que en la puerta, pero los de SANDEMANs me vendieron la entrada de estudiante (12.50 libras) sin mostrar más evidencia que un e-mail en cadena que me había mandado la universidad.
  • Magical Mistery Tour: Una forma de recorrer Liverpool desde la historia de los Beatles, visitando en un tour todos los lugares de la ciudad que marcaron la historia de la banda, desde los lugares donde nacieron y se criaron, sus colegios y puntos de encuentro, hasta los míticos Strawberry Field y Penny Lane. Yo este tour decidí no tomarlo por la siguiente razón, que puede ser discutible: No soy fanática de los Beatles, por lo que en definitiva, la puerta de la casa donde pasó toda su infancia John Lennon… por mucho que me esfuerce, iba a seguir representando sólo una puerta para mí. A diferencia del museo de los Beatles, que recomiendo ir aunque no seas fanático sólo por una cuestión histórica -y porque el ambiente y la forma en que está organizado es increíble-, el Magical Mistery Tour me parece que sí vale realmente la pena sólo si los Beatles representan algo importante para vos. Te dejo la página oficial donde podés encontrar precios, horarios y el recorrido completo!
Esta escultura, inaugurada en 2015, fue un regalo del The Cavern Club por el 50° Aniversario del último recital de los Beatles en Liverpool

Alojamiento en Liverpool

Yo me hospedé en el YHA Liverpool. Queda justo enfrente del Royal Albert Dock, asi que podés recorrer prácticamente todo a pie. El desayuno se paga aparte (5 libras) pero vale absolutamente la pena, casi que es como un almuerzo! La habitación compartida, los baños y el ambiente general del hostel es muy bueno, asi que se lo recomendaría sin dudar a cualquiera que viaje a Liverpool. La cama en habitación compartida de 6 personas me salió 11 libras y la reservé directamente desde la web del hostel.

Y me quedé con las ganas de…

Como siempre, me quedaron muchos lugares en el tintero para una próxima visita al Reino Unido. Si hubiera tenido un día más en Liverpool, probablemente le hubiese dedicado una mañana a conocer Chester. También me quedé con ganas de ir a Manchester. Y a Stratford-upon-Avon, la ciudad natal de Shakespeare. Y si de ciudades universitarias se trata, elegí ir a Oxford, dejando a Cambridge para un próximo viaje. Y después, me quedaron en la lista de pendientes muchas ciudades al sur de Londres como Brighton, Dover y Canterbury.

Inglaterra tiene taaaaantas ciudades para visitar que, aunque al principio pensé que iba a tener mucho tiempo para recorrerla a fondo, la sensación fue a la inversa… me fui sabiendo que iba a regresar, porque los pendientes fueron muchos y los lugares a los que quisiera volver, más todavía.

Si vos también estás por viajar a Inglaterra, espero que te haya servido este post 🙂 Si les quedó alguna duda sobre cualquiera de estos lugares, la pueden dejar en los comentarios o mandarnos un mensaje desde acá. ¡Nos vemos en el próximo post!

Seguí leyendo por acá...

Dejá tu comentario