Nuestra “Check List” Pre-Viaje

Las horas antes de partir tienen un sabor muy especial: Son pura adrenalina de la aventura que está por arrancar, de saber que estamos a un paso de salir de la zona conocida y de confort para adentrarnos a días totalmente nuevos, únicos y diferentes entre sí… Pero también pueden estar llenas de ansiedad y de una sensación horrible llamada: “Algo me estoy olvidando”, preocupación que es directamente proporcional a la cantidad de días que nos vayamos. Por eso armamos esta “Check list” Pre-Viaje: La usamos siempre para calmar la ansiedad de las horas previas, y ahora la sacamos a la luz remasterizada y dispuesta a darle una mano a todo aquel que la necesite… ¿Estás preparado? ¡Falta poco para partir! Sacá lápiz y papel y empezá a chequear…

Pasaporte y DNI

  • Chequeá la fecha de vencimiento de tu pasaporte. Si, parece una obviedad, pero a menos que viajes con mucha frecuencia fuera del país, corroborala siempre. El 90% de las personas jamás nos acordamos cuando vence, y parece que fuera un documento eterno hasta que los diez años llegan y mejor enterarse a tiempo y no haciendo el check-in en el aeropuerto.
  • Llevá una fotocopia del pasaporte. Te va a facilitar la vida en cualquier embajada de Argentina en el mundo en caso de perderlo. Además, la podés usar para tenerla siempre encima –y dejar el original en algún lugar seguro, donde te estés alojando-, además de llevar el documento.
  • Si viajo a algún país del Mercosur… ¿Llevó igual el pasaporte o sólo uso el DNI? Y nuestra recomendación es… ¡Sí! Además de quedarte con un lindo sellito de recuerdo, llevar los dos documentos puede ser muy útil ante cualquier eventualidad. Cuando nos robaron la billetera en Río de Janeiro, ahí adentro estaba el DNI. Gracias a que habíamos entrado al país con el pasaporte y había quedado en el hostel, después no tuvimos problema para salir de Brasil. Pasaporte para entrar y salir, y DNI para llevar siempre encima.

Asistencia al Viajero

¡Siempre! Uno piensa que nunca va a pasar nada… hasta que pasa. Hasta en las vacaciones más perfectas. Chequeá la asistencia al viajero que te ofrece tu tarjeta de crédito (desde VisaHome o MasterConsultas la imprimis directamente). Si no te cierra el monto y querés viajar con una mejor cobertura, siempre está bueno anticiparlo y aprovechar alguna promoción tipo 2×1 que abundan en las fechas tipo “Cyber Monday”, “Black Friday” y derivados. Recordá que si viajás a Europa Schengen necesitás demostrar una cobertura mínima de €30.000 como requisito para ingresar.

Tarjetas de débito y crédito

  • No te olvides de avisar a las tarjetas del viaje, si es al exterior. Ahora ya se puede hacer directamente desde VisaHome y MasterConsultas.
  • Sacar un PIN para las tarjetas de crédito, por si llegás a necesitar retirar plata en efectivo. Esto ahora también se puede hacer directamente por VisaHome, así que es mucho más fácil que hace un par de años atrás.
  • Si tenés más de una tarjeta de crédito, llevá en la billetera sólo una –si planeas usarla- y el resto dejalas en un lugar seguro junto con el pasaporte, por cualquier eventualidad. El día que nos colgamos y no lo hicimos, nos robaron, así que ahora quedamos mucho más obsesivos con este tema, jeje. Lo contamos en este post.

Requerimientos propios del país al que viajás

  • ¿Necesitás Visa? Hay países que requieren tramitar la visa con anticipación, mientras que en otros se puede sacar on arrival (es decir, directamente al momento de ingresar) Si tenés doble ciudadanía, siempre podés jugar con eso –y también tener en cuenta la cantidad de días de permanencia que te dan con cada pasaporte, para ver con cuál te conviene entrar-. En esta página (VISA HQ) podés chequear si necesitás visado con tu pasaporte para ingresar al país que quieras.
  • Si vas a alquilar un auto… no te olvides de verificar si en ese país necesitás Licencia Internacional de Conducir (En Estados Unidos depende del estado al que vayas) Nosotros todavía nunca necesitamos sacarla, pero se tramita en el Automóvil Club Argentino (ACA)
  • ¿Necesitás alguna vacuna para ingresar? Muchos países exigen a los argentinos mostrar el certificado de vacunación para fiebre amarilla (aunque ya hace mucho tiempo que no hay casos humanos en nuestro país) Chequeá en esta página si necesitás llevar el certificado. Ojo: Quizas necesites otras vacunas, no por burocracia sino por tu salud ¡No te olvides de hacer la consulta pre-viaje!

Llevar información sobre tu viaje siempre encima

¿A qué nos referimos con esto? En muchos países pueden exigirte al ingresar que les cuentes acerca del itinerario que vas a hacer… y hasta podés tener que mostrar ahí mismo las reservas de alojamiento y/o el pasaje de salida del país. Tene todo eso siempre a mano, impreso o en algún dispositivo electrónico. A nosotros nos pasó cuando entramos a Inglaterra: Además de responder a un par de preguntas, el oficial de la frontera nos hizo mostrarle la reserva de alojamiento, el pasaje de salida de UK y hasta el vuelo de regreso a Buenos Aires.

Botiquín básico

Punto súper importante por muchas razones. La primera y fundamental es que cualquier medicación que te hayas olvidado de llevar la podés terminar pagando muy cara en el exterior… o peor, quizás no puedas conseguirla. Ni siquiera estamos hablando de medicamentos específicos, puede ser algo que uno está acostumbrado a comprar en su país hasta en los supermercados: Cuando me enfermé en Londres, me fue imposible comprar Reliverán en una farmacia, ya que en todas me exigían receta médica –las culpables de la intoxicación creemos que fueron unas moras que compré en el Portobello Road Market-

Segundo, para saber cómo armar el botiquín lo mejor es hacer una buena consulta pre-viaje. No pienses que sólo la necesitás si vas a un destino exótico o a internarte en el medio del Amazonas. Aunque te parezca que es un lugar común, súper turístico, al que va todo el mundo, lo mejor es informarte lo más que puedas. Por ejemplo, te sorprendería saber la cantidad de países para los que se recomienda vacunarse para fiebre tifoidea y uno ni siquiera lo sabe. Además está bueno ganar herramientas de mano de un profesional para enfrentar situaciones comunes en un viaje, como por ejemplo la tan temida pero siempre presente diarrea del viajero. Si estás en Buenos Aires, podés hacer tu consulta pre-viaje de forma gratuita en el Hospital Muñiz. Los turnos se sacan llamando al 4304-5554/2180 (Interno 231) de lunes a viernes de 8.30 a 12.30 hs. Y de paso, si venís y mientras esperás ves una puerta que dice “Residencia de Infectología”, golpea y pasame a saludar (este es un mensaje a la posteridad para cuando el blog se haga famoso, jejeje… aunque pensándolo mejor, si efectivamente pasa eso no me vas a encontrar ahí :P)

Plus: Viajar con insulinas. Si sos diabético insulino-requiriente y es tu primera vez fuera del país, tenés que tener en cuenta lo siguiente: Siempre llevar un comprobante médico que certifique que necesitás esa medicación, junto con el ticket de compra que te dan en la farmacia cuando retiraste la última vez. Recordá que las insulinas siempre tienen que ir en el bolso de mano (nunca en la bodega, no sólo por el lío que sería en caso de que te pierdan la valija, sino porque las bajísimas temperaturas que se alcanzan pueden cristalizar la insulina y echarlas a perder)

Otros

  • Adaptador universal. Lo mejor siempre es comprarlo con anticipación, o el olvido te puede salir muy caro: En los free shop los conseguís por precios desorbitantes.
  • Además de la cámara de fotos, chequeá si guardaste también el cargador y la tarjeta de memoria. También a nosotros nos resulta muy útil llevar una batería de repuesto por si alguna vez se te descarga la cámara en el mejor momento del día.
  • Una lapicera y anotador. Estás llegando a destino, pasa la azafata a entregarte un papelito de migraciones del país en cuestión y… ¡Otra vez nos olvidamos de guardar una lapicera! Tener papel y birome encima te va a salvar en muchas situaciones, no te olvidés de meterlo en la mochila.
  • Guía de viaje tipo Lonely Planet o similar. Nosotros tratamos de comprar la Lonely de cada destino que visitamos, para tenerla siempre a mano cuando surge una duda en el medio del día (y no hay internet para chequear en el celular) o para ir leyendo un poco el trasfondo histórico si llegamos a un lugar del que no conocemos mucho. Los precios de las guías Lonely Planet pueden ser muy altos si las compras en cualquier librería de Buenos Aires tipo Yenny o El Ateneo. ¿La solución? Mejor comprar por Book Depository. ¿Perdón? ¿Que no sabés qué es Book Depository? Ya mismo seguí leyendo: A través de Book Depository podés comprar libros por internet con envío gratis a todo el mundo. Si, ¡Gratis! Doy fe de que la uso muy seguido y todas las compras siempre llegaron a mi casa en perfecto estado y en el tiempo estipulado (15 días en promedio) Las versiones en inglés salen muuuuucho más baratas, así que si te da lo mismo el idioma, te podés ahorrar unos cuaaaantos pesos. Las guías en español, de todas formas, siguen también saliendo menos que si las comprás en una libreria. Además de la diferencia de precio, por lo general las ediciones que llegan a Buenos Aires no son las últimas, así que por Book Depository podés conseguir las más actualizadas.

¿Se te ocurre otra cosa para sumar a la Check List Pre-Viaje? ¡Compartilo en los comentarios!

Seguí leyendo por acá...

Dejá tu comentario