Mi revancha con Londres

Pisamos por primera vez Londres en febrero de 2015. La ciudad me encontró enferma y con un presupuesto muy ajustado, por lo que 4 días más tarde nos fuimos con la sensación de que no estuvimos en Londres para nada. Desde ese día, no dejé de enumerar todas las cosas que hubiera querido hacer y de soñar con el regreso. Por suerte, siempre hay revancha y esta historia termina con final feliz, pero la vas a tener que leer hasta el final…