La segunda vez que fui a Nueva York

La segunda vez que fui a Nueva York no subí al Empire State. Ni al Top of the Rock. Vi la Estatua de la Libertad a lo lejos, desde la costa de Manhattan. Ni me acerqué a los museos y sólo llegué hasta la entrada del Madison Square Garden (…)
Algunas palabras que empezaron a surgir en un vuelo Nueva York – Buenos Aires, con mucha nostalgia post-viaje encima…