Viaje al corazón de Estados Unidos: 2 días en Washington D.C.

Conocer la capital de Estados Unidos era un pendiente que veníamos arrastrando hacía un par de años: Ya habíamos viajado dos veces a Nueva York y, aunque hacer una escapada a Washington DC siempre aparecía entre los planes iniciales, de alguna forma terminábamos presos de la Gran Manzana, incapaces de concebir un plan que represente alejarnos de nuestra ciudad predilecta. Pero dicen que la tercera es la vencida, así que en Diciembre de 2017 tuvimos nuestra revancha: En nuestro tercer viaje a Nueva York (edición Navideña, pueden leerlo por acá) sumamos a Washington D.C. y Boston.

Este es un post práctico para todos aquellos que estén planeando una escapada a Washington D.C.:  Ya sea que viajes desde Nueva York o desde Boston, te contamos todo lo que necesitás para planificar tus días en la capital yankee, el corazón de Estados Unidos!

¿Cómo llegar?

Ubicada a poco más de 350 km. de Nueva York, Washington es una de las escapadas preferidas para todo aquel que visita la Gran Manzana. Aunque son muy comunes los tours organizados que proponen una visita express a Washington durante el día… ¡Nos parece una locura! Nosotros estuvimos dos días completos y casi que no llegamos a ver todo lo que queríamos; por eso creemos que, para empezar, 48 horas es lo mínimo que deberíamos destinarle.

Desde Nueva York podemos llegar a Washington en bus o en tren. Cuál opción elegir es algo muy personal y depende de las prioridades de cada uno y su forma de viajar: Acortar un poco los tiempos de viaje con el tren versus pagar bastante menos con el bus.

  • Tren: Aunque esta no fue la opción que elegimos nosotros, les dejamos algunos datos objetivos en los que nos basamos para tomar la decisión. Los pasajes más baratos arrancan en 50 USD por trayecto. El tiempo de viaje es de alrededor de 3 horas y media, dependiendo del tipo de tren. Hay muchos servicios diarios, casi cada media hora. Pueden chequear horarios y precios directamente en la página de Amtrak.
  • Bus: Ahora sí, nuestro elegido. Gracias a Megabus habíamos podido viajar por Europa en 2015 con un presupuesto muuuuy ajustado; ahora otra vez Megabus nos salvava las papas con pasajes muchísimo más baratos que el tren. Es que sí, la diferencia de precio es abismal: Comprando los pasajes con anticipación, pagamos 5 USD cada uno; sino, el precio estándar ronda los 15 USD. Incluso con esos precios irrisorios, los buses tienen Wi-Fi y cargadores USB! Eso sí, no esperes los asientos más cómodos del mundo pero para un viaje corto están más que bien. La otra empresa que hace el trayecto es Peter Pan, pero son algo más caros (alrededor de 27 USD cada pasaje) Como única “desventaja”, el tiempo de viaje en bus es un poco mayor, 4:15 horas, tiempo que se puede extender si enganchás mucho tráfico a la entrada o salida de Manhattan.
Si sacan el pasaje con suficiente anticipación pueden llegar a pagar tan poco como 1 USD. Por lo general se ponen a la venta con 2 meses de anticipación, aunque esto es variable.

¿Y si viajo desde Boston?

Si van a viajar a Washington desde Boston, como hicimos nosotros, claramente los tiempos de viaje van a ser mucho mayores -y el precio también-. Pero lo bueno es que, si lo haces de noche, se pasa bastante rápido y encima ahorras una noche de alojamiento. El trayecto lo hicimos con Megabus, pagando 50 USD cada uno y el viaje duró alrededor de 10 horas. Del otro lado de la moneda, los trenes más baratos cuestan alrededor de 110 USD y hacen el trayecto en poco más de 8 horas.

¿Cómo moverse dentro de la ciudad?

Para usar el transporte público, nuestra mejor amiga en Washington va a ser la tarjeta SmartTrip. Se compra en las máquinas de cualquier estación de tren o metro, y sirve para todos los medios de transporte, incluidos los buses. La SmartTrip sale 10 USD y viene con 8 USD de carga; después la vas recargando en las mismas máquinas, usando tanto efectivo como tarjeta de crédito. Cada pasaje en metro o en bus cuesta desde 2 USD, dependiendo del trayecto. Como dato que supimos casi de casualidad, si te olvidaste de cargarla y no llegás con el importe exacto, no te preocupes! Nos dejó quedar en saldo negativo hasta 1.50 USD -sospechamos que el tope debe ser 2 USD-. Si les quedo alguna duda, en esta página tienen más info para usar la SmartTrip y por acá un video explicativo.

Si preferís recorrer Washington sobre dos ruedas, la otra opción es alquilar una bici. Toda la ciudad está saturada de las estaciones self-service de Capital BikeShare para llevarte una en menos de 1 minuto. Nosotros las usamos el primer día para recorrer el National Mall y nos pareció la forma perfecta para hacerlo. En esta zona las distancias son largas y, de haberlo hecho a pie, seguramente no habríamos llegado a ver todos los puntos que queríamos o tendríamos que haber tenido un día más en la ciudad.

Una estación típica de Capital BikeShare. Hay por toda la ciudad, inclusive las vimos en Arlington y hasta en Alexandría! De todas formas, pueden chequear el mapa en la página web con todas las estaciones disponibles.
Una de las mejores decisiones en este viaje: Alquilar bicis para recorrer el National Mall sobre dos ruedas!

El alquiler de cada bicicleta cuesta 2 USD por un viaje simple de media hora o podés optar por el “24 Hour-Pass” por 8 USD, que es la opción que elegimos nosotros. Eso si, aunque a priori el nombre te haga entender que las podés usar todo el día, en realidad este pase incluye todos los viajes cortos -de menos de 30 minutos- que quieras hacer en un día; o sea, cada media hora tenés que ir dejando la bicicleta en una de las estaciones. Si no devolvés la bici a la media hora, empieza a correr el reloj y aplican los fees adicionales. Aunque hay estaciones por toda la ciudad, háganse a la idea de que algún extra van a tener que pagar, a menos que quieran estar corriendo con el tiempo. Los 8 USD iniciales se pagan en la primera estación con tarjeta de crédito y, en caso de que haya algún adicional, se te cobra automáticamente a los pocos días en la misma tarjeta. En la página de Capital BikeShare pueden consultar precios, el mapa con las estaciones y más.

¿Qué hacer en Washington?

1. Recorrer el National Mall de punta a punta

Llegamos a las 10 de la mañana a Union Station y, como nos estábamos hospedando un poco lejos del centro y teniendo el National Mall tan cerquita, preferimos dejar las valijas en consigna en la estación y arrancar el día desde ese instante. Ya habría tiempo para volver a la noche con las valijas.

El National Mall es uno de los íconos de Washington y, si sólo dispusieras de un día, seguramente acá encuentres todo lo que uno asocia en su imaginario con la capital estadounidense: La Casa Blanca, el Capitolio, el obelisco y la reflecting pool que quedaron inmortalizadas en el film Forrest Gump, una decena de Memoriales y varios museos Smithsonianos totalmente gratuitos. Como les contamos más arriba, nosotros optamos por recorrer esta zona en bicicleta.

Uno de nuestros preferidos del National Mall fue, sin dudas, el Capitolio. Todos los días -excepto los domingos- de 8:30 a 4:30 PM. hay visitas guiadas, y lo mejor de todo es que es totalmente gratuito! Nosotros llegamos cuando uno de los tours estaba a punto de arrancar, así que no esperamos ni 5 minutos. De todas maneras, en temporada alta (de abril a agosto) es recomendable reservar lugar desde la página oficial.

Además, en esta zona se encuentran muchos de los mejores museos del mundo… y lo mejor, las entradas también gratuitas. Aunque teníamos ganas de entrar al Museo Nacional del Aire y el Espacio, preferimos dejarlo para el segundo día… y nunca llegamos a tiempo, así que nos quedó como uno de los grandes pendientes.

El Capitolio
El Capitolio por dentro I: Estatuas de personajes distinguidos del país donadas por cada uno de los 50 estados que componen los Estados Unidos.
El Capitolio por dentro II: La gran cúpula central
Martin Luther King Jr. Memorial I
Martin Luther King Jr. Memorial II
National World War II Memorial
Thomas Jefferson Memorial
La Casa Blanca (eso fue lo más cerca que pudimos llegar!)
Franklin D. Roosevelt Memorial
Korean War Veterans Memorial
Uno de los platos fuertes del National Mall: Lincoln Memorial
Las vistas desde el Lincoln Memorial
Washington Monument (el obelisco) y la famosa reflecting pool
El National Mall de noche también tiene su encanto

2. Visitar el Cementerio de Arlington

Después del National Mall, sin dudas este es el segundo ícono más turístico de Washington… aunque en rigor de verdad, al encontrarse al otro lado del río Potomac, forma parte del estado de Virginia. Nosotros llegamos caminando desde Georgetown cuando nos sorprendió el cartel Welcome to Virginia al otro lado del puente.

En este cementerio militar se encuentran enterrados miles de veteranos de guerra estadounidenses, además del presidente John F. Kennedy y su familia. La tumba de Kennedy es uno de los puntos más visitados, hasta tiene el camino señalizado! Otro rincón interesante es la tumba de los Soldados Desconocidos, que cuenta con guardia permanente; nosotros enganchamos el cambio de guardia que se realiza cada media hora o cada una hora, dependiendo la época del año.

Parece el de la película “Rescatando al Soldado Ryan”… pero no. Esa película se filmó en el Cementerio Estadounidense de Normandía.

El Cementerio de Arlington está abierto todos los días de 8 AM a 7 PM (abril a septiembre) o hasta las 5 PM (octubre a marzo). Aunque nosotros fuimos caminando desde Washington (específicamente desde el barrio de Georgetown), también se puede llegar muy fácilmente en metro con la línea Azul y bajando en la estación Arlington Cemetery.

Si van caminando, de pasada no se pierdan el Memorial de Iwo Jima. Cuando nosotros fuimos estaba en reparación.

3. Perderse en las calles de Georgetown

Una vez nos declaramos “Catadores de barrios pintorescos”. Ok, suena raro. Pero es que nos encanta perdernos entre calles y casas que encierran la magia de lo cotidiano. Como no teníamos mucho tiempo, el elegido para sumergirnos fue el barrio de Georgetown. Apenas empezamos a caminarlo entendimos por qué nos lo habían recomendado. Hogar de la prestigiosa Georgetown University, este barrio es una serie de calles empedradas y casas victorianas que invitan a caminar sin rumbo. O si querés caminar con algún norte, entonces hacerlo hacia 3600 Prospect St NW, donde se encuentran las tenebrosas escaleras del film El exorcista… aunque hoy en día ya no tienen nada de terrorífico -al menos de día- y son usadas por los locales para ejercitarse.

Una calle cualquiera en Georgetown
Para llegar nos tomamos el metro hasta la estación Foggy Bottom (líneas Azul, Naranja y Plata). La calle principal de este barrio, M St., queda a menos de diez cuadras de esta estación.
Las escaleras del Exorcista!

4. BONUS TRACK: Visitar el barrio de Alexandría

Si Georgetown no fue suficiente y querés seguir catando barrios pintorescos, entonces no podés dejar de visitar este rincón ubicado a 40 minutos del centro de Washington. Porque si Georgetown nos había encantado, entonces Alexandría fue la frutilla del postre y superó ampliamente nuestras expectativas. La Ciudad Vieja está perfectamente conservada y es casi como un viaje en el tiempo.

Por las calles de la Ciudad Vieja de Alexandría (Las banderas estadounidenses, infaltables en cualquier casa)
La calle principal de la Old Town: King St. I
La calle principal de la Old Town: King St. II

La forma más fácil de llegar es tomando el metro hasta la estación King Street-Old Town de las líneas Azul y Amarilla. Como también se encuentra en Virginia, nosotros combinamos en el mismo día la visita a Alexandría con el cementerio de Arlington, que se encuentra a mitad de camino.

Una vez que bajamos del metro, hay un bus gratuito (Free King Street Trolley) que recorre la calle principal, King St., de punta a punta: Desde la estación hasta el puerto, con paradas cada dos cuadras. Con una frecuencia de 15 minutos, funciona todos los días a partir de las 10:30 AM hasta medianoche -jueves, viernes y sábados- o hasta 10:15 PM el resto de los días.

El Puerto de Alexandría
El río Potomac separa Washington DC del estado de Virginia

Y si viajás para Navidad…

Nosotros caímos en Washington en pleno diciembre. Para todos los que van a viajar en esta época del año, no se pueden perder uno de los mercados navideños más lindos en los que estuvimos en este viaje y que no tiene nada que envidiarle a cualquiera de Nueva York: Downtown Holiday Market, ubicado en F St. NW y 8th. St NW, un par de cuadras hacia el norte del National Mall. Además de poder comprar casi todo lo que te imagines, nos llevamos una linda sorpresa cuando descubrimos un pequeño escenario con una banda de música country tocando en vivo. Con chocolate caliente en mano, sin dudas fue lo más parecido al cliché de mercado navideño que cualquiera puede imaginar.


Washington es un lugar perfecto para tomar distancia unos días de Nueva York y ver algo totalmente distinto. Ahora bien, seguramente si no dispones de muchos días tu gran pregunta sea… ¿Entonces me escapo a Washington o a Boston? Aunque no es el motivo de este post, vamos a tratar de responder de la forma más sincera posible. Son dos ciudades totalmente distintas e increíbles a su manera, por lo que lo ideal es visitar las dos… Pero si tuviéramos que volver y sólo pudiésemos elegir una, perdón Washington, pero sin dudas volveríamos a Boston. En Washington estuvimos dos días, nos encantó y pudimos ver casi todo lo que quisimos. En Boston estuvimos tres días, nos robó el corazón, nos arrepentimos de no haber estado un día más y nos fuimos con la nostalgia de saber que queríamos volver pronto. De todas formas, conocemos muchas personas que están del bando opuesto, así que… no confíen en nosotros! Aunque es difícil, salgan de las garras de Nueva York, escápense unos días y formen su propia opinión. ¡Esperamos que siga el debate en los comentarios!

Seguí leyendo por acá...

Dejá tu comentario